28/11/08

El abismo de los sentidos + El imperio de los sentidos

:::
_Mi admiración por la obra maestra de Nagisa Oshima es tal que me llevé una alegría al tropezarme de casualidad con el título de Tanaka, que se basa en la misma historia real ocurrida en Japón.
_Según Carlos Aguilar en su Guía del cine, la película El abismo de los sentidos es una obra de una "entidad artística estimable”, aunque no he tenido ocasión de verla.
_Este programa doble es un deseo personal y también una propuesta, que podría dar pie a una velada cinéfila apasionada, seguida de una reflexión sobre ambas películas. El orden, además de cronológico quizá sea el lógico.
:::
PROGRAMA DOBLE ¿PARA UNA NOCHE DE LUNA LLENA?
-
El abismo de los sentidos (1975), de Noburo Tanaka
+
El imperio de los sentidos (1976), de Nagisa Oshima
-
:::

26/11/08

el embargo de las críticas de cine

:::
_Existe el embargo de la crítica cinematográfica. La cosa funciona de la siguiente manera. Antes del estreno de una película (de gran presupuesto) se hace un pase previo para críticos de cine. Si a la salida de la proyección la crítica opina que la película es infumable, se obliga a los críticos a guardar silencio sobre lo que han visto hasta que la película sea estrenada. Una vez sea estrenada, podrán expresar su opinión, pero sin haber tenido la oportunidad de alertar al público incauto sobre lo que van a ver. De esta manera se garantiza que al menos el primer fin de semana haya una entrada enorme, que no haya sido mermada de ninguna manera por la crítica.
_Una prueba más de la importancia de la crítica, y de prácticas poco legítimas de la industria del cine. Ah, por supuesto, si la crítica alaba la obra, no se embarga la opinión de los críticos de cine sino que se les deja expresarse cuanto antes mejor. Y en los carteles incluso se seleccionarán alabanzas, los premios obtenidos...
_También hay que comentar que se han dado casos de críticas de cine creadas directamente por directivos de las propias compañías productoras, o sea críticas de cine vacías e interesadas por completo. A algunos se les ha descubierto, pero quedarán más encubiertos...
:::
http://www.libros2.ciberanika.com/desktopdefault.aspx?pagina=%7E/paginas/entrevistas/entre328.ascx
-

23/11/08

una partida de campo



-

imagen de la maravillosa Una partida de campo, de Jean Renoir

cine sexual: la flor de la alegría y la semilla de la vida

_Sinceramente, como a la mayoría de los hombres a los que nos atrae el sexo complementario (opuesto no me lo parece) no me molesta en absoluto el desnudo femenino en el cine, pero eso no quita que incluso disfrutando de algunas bellezas femeninas en pantalla haya desnudos bastante gratuitos e innecesarios. Insisto en que es agradable para mí ver un bello pecho y todo lo demás, pero en realidad no aportan nada a la historia y son tan injustificables como esas tomas de una pareja en la intimidad en las que las sábanas (incluso pegadas con cinta adhesiva) tapan los caracteres sexuales, primarios y secundarios, de manera ridícula, como si eso fuera así.

_No creo que se me pueda acusar de libertino ni de mojigato respecto a la sexualidad (aunque en realidad me da igual de lo que se me acuse) pero creo que el desnudo para verle el vello púbico o los pechos o... a la protagonista no es síntoma de liberalización sexual o progresismo sino precisamente de lo contrario, es reaccionario hasta la médula sobre todo cuando al actor principal no se le muestra igualmente desnudo. Se trata de una igualdad ante el desnudo que no suele darse, y que revela para mí una mirada sesgada, hipócrita o intrusiva, cuando no superficial y frívola, o tímida. Es ir más allá de lo natural o quedarse a medio camino de lo natural. Se usa a menudo el sexo y el desnudo como reclamo taquillero pero a la hora de la verdad no se llegará a la franqueza y honestidad de "El imperio de los sentidos". Se aborda el sexo con un tratamiento epidérmico del desnudo femenino, e incluso del masculino, cuando no mercantilista. ¿Cuántas películas sólo tienen un par de desnudos y poco más? ¿Iría alguien a verlas sin esos desnudos? Sinceramente, para ver desnudos y sexo hay medios de sobra, aunque hasta que apareció internet todo era muy distinto, tanto que a los que ya han nacido en la era internet les parecería increíble. El cine, de cualquier manera, es otra cosa, algo muy distinto.

_Hay sectores supuestamente progresistas que colocan desnudos en sus films como pretendidas muestras de lo transgresores que son, pero si a esas películas les quitamos esas escenas las películas no pierden ni una coma, pero un bello desnudo se suele acoger con agrado, y cualquier avispado sabe que el desnudo y el sexo vende.

_Por eso denuncio el uso improcedente de tantos desnudos intrusivos y voyeuristas en vez de naturales. Y también denuncio la mojigatería ridícula en las escenas de cama, esas sábanas, esas posturas, cambios de plano cuando podría verse lo que no se atreven a enseñar, lo que también es manipular al espectador dándole a entender que se va a mostrar la realidad cuando no se va a hacerlo. Defiendo la franqueza del cine sexual en este sentido, que no usa fundidos en negro ni va de progresista, ni es intrusivo y voyeurista sino más bien documental y exhibicionista si se quiere, pero al espectador no se le manipula con el truco de sugerir y no mostrar, o de mostrar y tapar, con el morbo de aparentar y luego no mostrar.

_El cine convencional eludía la cuestión sexual por completo, hasta el punto de que en cierto modo es anti-sexual. Después se fueron dando pasos hacia el desnudo y los primeros ardores sexuales, mientras quedara ropa y no se viera nada, ahora a veces se llega a mostrar ya la realidad completa, aunque generalmente sin naturalidad, usando el sexo de manera efectista, como reclamo, o con veleidades ridículas. El cine sexual es más digno en este sentido pues no se vende como otra cosa, va de frente, es franco y no se queda a mitad, no usa coartadas argumentales (los argumentos del cine sexual suelen ser muy escasos) ni va de progresista y vanguardista, para mostrar el desnudo y el sexo.

_Ya sería hora de que el cine convencional abandonara los desnudos forzados y las forzadas escenas de cama con posturas entre ridículas y morbosas. Menos desnudos porque sí, sin venir a cuento, y menos sábanas, montaje en las escenas de cama, en las que tampoco tendría que ser la norma mostrar el sexo explícito pero lo natural sería mostrar la desnudez de quienes ya se han visto (todo lo demás) en la intimidad. Sería más natural, y también sería más natural que el desnudo masculino se equiparara con el femenino, pero aún no hemos llegado a asumirlo culturalmente, no es sólo que la mayoría de películas sean dirigidas por hombres. El desnudo masculino es más explícito que el femenino, y más sexual que el femenino, dada la naturaleza sexual masculina, más expuesta, ustedes ya me entienden. Por ejemplo, si en alguna escena aparece un hombre desnudo, en una película convencional, no se le verá sexualmente excitado, pues las leyes de calificación por edades pasarían a calificarla (o descalificarla) severamente. Y claro, resulta increíble ver a un hombre en situaciones altamente eróticas como si tal cosa... vamos, que no es verosímil. Además el público femenino, como es natural, puede tener el deseo de ver en su plenitud natural, e incluso sexual, a sus actores favoritos (yo no creo que el éxito de Rocco Siffredi se debiera simplemente a los hombres aficionados al cine sexual, estoy convencido de que bastantes mujeres avivaron algo más que sus ojos con el mito italiano del porno) lo que es de lo más natural porque si no el mundo no sería mundo. Y además desde los 70 existen directoras de cine sexual, e incluso ahora se ha autoproclamado la etiqueta de porno para mujeres, una mezcla de avance y retroceso, o de negación de la evidencia de que no existe tal cosa ni la contraria, pues hay muchos tipos de hombres y de mujeres.

_Éste es otro asunto sobre el que comentar algo. Cuando el director cumbre del cine sexual, Gerard Damiano, realizó "Historia de Joanna" incluyó también prácticas homosexuales, las acostumbradas lésbicas y como audaz novedad añadió con toda naturalidad también la homosexualidad masculina. El resultado: alborotos y destrozos en varios cines y la escena eliminada en algunos montajes posteriores. Hay gente de mentalidad muy cerrada, y es evidente que el cine sexual convencional es heterosexual y contempla las relaciones lésbicas sin problemas, aunque hay lesbianas que afirman que las escenas de lesbianas suelen ser poco realistas, aunque supongo que de todo habrá, a fin de cuentas son mujeres quienes las interpretan..., pero está claro que tampoco todas las relaciones lésbicas son iguales, tampoco son iguales todas las lesbianas, ni son iguales todos los gays. Pero es cierto que el cine sexual no aporta ni un atisbo de homosexualidad masculina manifiesta, aunque Rocco Siffredi, como poco polémico por su "ímpetu", quizá encarna un eslabón perdido entre el cine hetero y homosexual al fomentar tanto su placer de la puerta de atrás en las relaciones heterosexuales, lo que antes era considerado simplemente un gusto de homosexuales.

_Aunque los desconozco, hay que hablar de la existencia de un cine sexual completamente gay, con sus estrellas, variantes y terminología, al igual que un cine lésbico dirigido por mujeres, aunque sería un error creer que el cine gay sólo lo ven gays, al igual que el cine lésbico no lo ven sólo mujeres, cosa evidente. Hay audiencias reveladoras sobre el consumo de cine gay por mujeres amas de casa, por ejemplo, además de que está claro que las escenas lésbicas son muy atractivas para muchos hombres. Y canales sólo para mujeres que han visto gran parte de su audiencia compuesta por gays... ¡Esto del sexo es más complejo que menos, aunque maravilloso y fluido!.

_Sería deseable un cine sexual que expresara las posibilidades heterosexuales, homosexuales y bisexuales del ser humano (incluso las hermafroditas), aunque hace falta una mentalidad abierta para aceptar algo de tal magnitud. Y quizás las manifestaciones sexuales humanas son tantas que no se puede esperar de una película que abarque todo, aunque sería notable un intento así, una especie de película sexual al estilo de las películas de historias cruzadas, una de esas películas corales, pero en cine sexual. A fin de cuentas, incluso conocer lo que no nos atrae puede ayudarnos a comprenderlo un poco más. O a darnos cuenta de que solemos buscar lo mismo pero de distintas maneras. Y no sólo buscamos sexo, placer, diversión, también buscamos ternura, comprensión, cariño y amor.

_El cine sexual puede servir de mucho si se hace bien, el gobierno francés lo comprendió y financió la producción de cortos de sexo explícito para combatir la transmisión del SIDA, pues en el cine sexual rara vez se usa preservativo, y el ser humano empieza por imitar lo que ve, y con el tiempo a menudo sigue imitando lo que ve, en vez de plantearse o buscar otras posibilidades. Un cine sexual también educativo, didáctico... es una posibilidad.

_La representación sexual en el cine tiene su importancia, y también la tiene la manera en la que se aborda el desnudo. El cuerpo humano y la sexualidad humana no deben tratarse ni con fría y ridícula solemnidad enciclopédica ni con frivolidad, mercantilismo, como medios para otros fines, desde luego menores. Una de las mayores virtudes del cine sexual es que trata la desnudez y la sexualidad con franqueza, no utiliza el sexo para vender una película sino que vende sexo en una película. El cine sexual, por despreciado que sea, no engaña a nadie, es sincero, franco, no usa el desnudo y el sexo como tantas películas que son poco más que pornografía encubierta y voyeurismo morboso.

_Quiero también responder a una especie de crítica que recibe el cine sexual. Se dice a veces que en el cine sexual las mujeres siempre están dispuestas y que el sexo debería ir siempre unido al amor o a sentimientos más duraderos. Esto es una manera de ver el sexo que respeto y comprendo, a fin de cuentas también sé lo que es amar con pasión, y hablo de amar sin medida ("Quien pueda decir cuánto ama, pequeño amor siente", dijo Petrarca) pero no es la única, existe el sexo por el sexo, y existe el placer por el placer, como demuestra el hecho de que la práctica sexual más extendida en todas las épocas y culturas sea el autoerotismo. De la misma manera, hay personas que no precisan de un largo conocimiento previo para entregarse sexualmente ni para intentar el contacto sexual con otra persona. Y esto es lo que suele expresar el cine sexual, que puede ser tachado de inverosímil, por supuesto, pero la vida escribe argumentos que nos parecerían a todos inverosímiles. Sin ir más lejos, y hablando de cine sexual, les relato un caso verídico sucedido no hace mucho tiempo en Roma. Un grupo de amigos, (o por amigos se tenían entre ellos) se reúnen para cenar y alguien pone una película sexual. Puede que no sea de lo más habitual, pero lo surrealista es que la película en teoría no tenía que estar disponible en el país, y allí, frente al televisor el novio de la protagonista (que no tenía ni idea de la doble vida de su novia, estrella porno local) vio como su novia tenía sexo con uno de los amigos que estaba en la reunión de amigos. El resultado de este argumento de la vida real: el novio de la actriz porno se levantó, se fue a la cocina y cuando volvió empezó a acuchillar a diestro y siniestro. No hubo muertos, pero varios acabaron en el hospital, el novio acabó pasando a disposición judicial y la novia, la actriz porno, se marchó del país al día siguiente. Hay quien dice que el novio debía presumir de tener una novia estrella del género, en vez de haberse enfadado... pero visto que se dio a la fuga, más bien no.

_¿Verosímil?, pues así es la vida a veces, increíble. El cine sexual es increíble, bueno, quizá tanto como el cine musical, o el cine romántico, no nos engañemos, que casi todo el cine sigue consignas de planteamiento, nudo y desenlace con final feliz, y cuando no lo hace, los productores suelen meter la mano. El "Calígula" de Tinto Brass, por ejemplo, resultó en una orgía de insertos hardcore porque el productor vio poco comercial que se estrenara con la verosimilitud que quería el director, quien, para dar realismo, quiso mostrar a personas poco favorecidas por la diosa de la belleza.

_El cine sexual, tiene su parte de fantasía y ficción, naturalmente, es que nadie dijo que fueran sólo documentales, pero miren los demás géneros y díganme si alguno se tendría en pie sin sus convenciones, sin el deseo del espectador de disfrutar riendo, llorando, o avivando algo más que los ojos. El espectador es cómplice, pero no es tan tonto como para no saber que está viendo una película, aunque insisto que el cine sexual más bien enfatiza un tipo de sexualidad casual, esporádica, legítima, que siempre ha existido y existirá. Aunque el cine sexual no está cortado todo por el mismo patrón de sexo esporádico, fugaz, casual, rápido, y hay obras que crean atmósferas más románticas, sensuales e incluso amorosas. Quizá sea el mejor cine sexual, o el de mayor alcance, pero sea el cine convencional quien debe dar el paso hacia la sexualidad manifiesta en vez del cine sexual el que dé el paso hacia un mayor calado psicológico e incluso historias más románticas. Se puede realizar el recorrido desde ambos modos de narrar cinematográficamente, pero es algo injusto exigírselo al cine sexual en vez de al cine convencional, además el cine convencional es el que mayor presupuesto y facilidades de distribución y exhibición posee. Incluso una película sexual de alto presupuesto no será estrenada en el cine de su localidad, pasará directamente al acceso previo pago por internet, al alquiler y venta en dvd.

_Respondiendo a la queja: hay mujeres muy dispuestas a la sexualidad, siempre las ha habido y siempre las habrá, al igual que hombres, y básicamente el cine sexual muestra relaciones sexuales de y entre estos hombres y mujeres. Aunque puede expresar más tipos de relaciones y sentimientos. El cine sexual, a menudo considerado pura fantasía masculina, en realidad tiene una base real más grande de lo que se cree, y no aborda sólo fantasías masculinas sino también femeninas. Fantasías de vivir sexo con una actriz impresionante o con un actor impresionante. Fantasías que no tienen que ver con la verosimilitud sino con la idealización, identificación y el deseo disfrutar. Pedirle al cine sexual que sea verosímil, estrictamente documental, que eduque sobre sexualidad, es algo que puede hacer, pero no es su misión, es cine, no una asignatura de la escuela. Y que nunca sea una asignatura de la escuela tal y como son los textos escolares: aburridos. El sexo valioso nunca es aburrido, y el cine sexual suele ser chispeante.
_Al cine sexual, seamos serios, no es justo exigirle lo que no se le suele exigir al cine convencional, pero al cine sexual se le mira con lupa pues siempre está bajo el desprecio ignorante y censor, en realidad a pesar de mover una cantidad enorme de cine y de dinero, sigue estando al margen del cine convencional, con sus canales de distribución alternativos, mientras que eso no ocurre con ningún otro género cinematográfico, ni siquiera con el documental, que alguna que otra vez logra abrirse un merecido hueco en las salas de cine.
_El chispeante cine sexual, por fuerza nace para avivar algo más que los ojos, como todo cine, exigirle que avive todo lo humano, no solamente la sexualidad, es exigirle que deje de ser cine sexual para convertirse en gran cine, ese cine que llega por igual al corazón, la cabeza, el alma y el cuerpo. Yo deseo ver ese cine, pero ya no se tratará de cine sexual, cine de género, sino del cine natural que la vida está reclamando. Algo así como el cine con la profundidad psicológica de Ingmar Bergman y la sexualidad manifiesta de Gerard Damiano o los hermanos Mitchell.
_Ah, por cierto, el cine sexual ¿no sirve de barómetro del clima de una época?. Fíjense en la calidez, desparpajo y buen rollo del cine sexual de los 70 y compárenlo con la frialdad, la musculación y las siliconas, el prototipo de hombres y mujeres de los 90 y de la actualidad. Antes la gente parecía ser más natural y divertirse más, el vello púbico abundaba (y a nadie le preocupaba), mientras que en la actualidad la depilación hace estragos al respecto y los argumentos, aún mínimos y sujetados con agujas, se han eliminado con el gonzo, con lo que se demuestra una vez más que el cine sexual también es reflejo de la época en que se vive. Antes era más alegre y ahora es más rápido y frío, para mi gusto. Estoy generalizando, claro, pero no es por casualidad.
_El cine sexual, a veces clandestino, que se realizaba en la época muda se caracterizaba por hombres flacos y mujeres rellenitas, por ejemplo, y los reyes de España, el Sha de Persia y demás dirigentes contemplaban estas filmaciones aristocráticamente, al igual que en los prostíbulos más renombrados se proyectaban escenas picantes para entretener (y algo más) a los clientes hasta que llegara el momento de atravesar la pantalla y pasar a la acción.
_Por último hablar de la animación sexual, que no empezó con el hentai japonés ni mucho menos, sino que se conservan cortos (atribuidos a los mejores animadores de la época) datados en la década de los 20. Realizados al margen de los canales de distribución oficiales, clandestinamente, pero audaces y muy divertidos, son una nueva muestra de que el cine sexual sólo es una expresión más del interés sexual de la humanidad, que nace con el ser humano. Y sin embargo, todavía se intenta arrinconar lo evidente: la importancia de la sexualidad en el ser humano. Aunque creemos que vivimos una liberalización sexual, fijémonos bien y veremos que no es así, el cine sexual sigue estando relegado y arrinconado, como un mundillo aparte, sigue considerándose algo de lo que renegar si se realiza cine convencional, como una mancha en el expediente, cosa a la que las renegadas del cine sexual colaboran reaccionariamente. Hay canales específicamente sexuales, pero nunca veremos cine sexual en un canal mayoritario.
_El sexo, por lo que parece, es más inquietante que el comercio de armas. Y lo curioso es que incluso el sexo más ligero lleva en sí la flor de la alegría, y el sexo posee en su interior la semilla de la vida.
:::

22/11/08

el sol del cine y sus nubarrones

:::
_El cine puede ser uno de los medios más maravillosos de expresión de la poesía de la vida, pero es más habitual que se quede varios peldaños e incluso sótanos más abajo, entre lo fácil, lo vulgar, lo mediocre y también lo nocivo, por estar normalmente encaminado de manera adoctrinadora y mercantil.
_El cine puede ser arte, o sólo entretenimiento (aunque no hay entretenimientos puros, simplemente inocentes, en todo hay un planteamiento de la vida, incluso en las películas ligeras en teoría) o un producto que sirve de pretexto cultural para el comercio, para hacer dinero a toda costa.
_El cine como industria es fácil de realizar siguiendo unos patrones efectistas y resultones que apelan a motivaciones humanas básicas de manera barata, vulgarizando planteamientos, eliminando el rigor y el análisis, rebajando por todas partes los matices de la vida, insultando la sensibilidad y la inteligencia del ser humano. Aún así, afortunadamente alguna vez una película premeditadamente mercantilista se hunde en una merecida ruina en taquillas, lo que significa que al público, incluso al menos exigente, no se le puede hacer comulgar con demasiadas ruedas de molino, o no con tantas.
_El cine como adoctrinador, político (dictatorial, capitalista… ) religioso o ideológico, no creo que necesite de mucho comentario o el comentario merecería estanterías enteras en una gran biblioteca. Baste con citar que las primeras medidas de Stalin, Hitler, Mussolini y Franco tuvieron que ver con el control sistemático de la producción y exhibición cinematográfica, para utilizar el cine con fines de propaganda. Aunque no hay que olvidar que en las supuestas democracias se produce cine adoctrinador, sin ser tan evidente, y aunque se produzca a menor escala.
_Y entre estas cloacas los cineastas intentan realizar películas en una industria, en una batalla a menudo muy desigual que refleja el díptico documental de Carlos Benpar titulado “Cineastas contra magnates" (2003) y “Cineastas en acción” (2005).
_También hay muchos más rincones turbios en el mundo del cine, como aborda Jaime Fuentes en “Un negocio de cine”, y afectan a todos los estamentos del mismo pero, por fortuna, todas estas cosas sólo son los nubarrones que nunca han evitado (al menos del todo) que el cálido y radiante sol del cine atraviese la oscuridad de la sala e ilumine, no sólo la pantalla, sino también nuestros corazones.

:::
-
http://www.libros2.ciberanika.com/desktopdefault.aspx?pagina=%7E/paginas/entrevistas/entre328.ascx
-
http://www.comentariosdelibros.com/comentario-un-negocio-de-cine-1497idl1476idc.htm

-Un negocio de cine, Jaime Fuentes (Editorial Almuzara, 2008)
_

20/11/08

sobre el sexo en el cine

Sobre el sexo en el cine
_Hace poco, buscando por la red historias del cine sexual, clásicos del género, y películas, he dado con algunas consideraciones importantes, al menos para mí.

_Una de las cosas que suelen comentarse es que el cine sexual suele ser considerado malo porque la mayoría de la gente sólo ha visto cine sexual del montón, y juzgan que todo el género tiene esa calidad nula. Es cierto que probablemente el 99% del cine porno es mediocre o malo de narices, pero las obras logradas y las obras maestras del género hacen que el género merezca un respeto, casi siempre negado. Estoy bastante harto de la mojigatería y el desprecio ignorante sobre el cine sexual, que suele ser la norma. Como mucho se considera un género menor que se consume y del que no se suele hablar, pero lejos queda el atribuirle mérito o valía alguna, aunque hay títulos que merecen un respeto e incluso admiración.
_Es muy generalizador y estúpido considerar que un género entero es solo masculino y masturbador y no tiene capacidad de provocar más cosas en un ser humano, y nada en las mujeres, ante obras tan cómicas como "Garganta profunda", dramas como "El diablo en la Srta. Jones", la elegancia que desborda "Barbara Broadcast", o las coreografías, lisérgicas incluso, de "Tras la puerta verde". Sólo son unos ejemplos, y ya hablar de "El imperio de los sentidos" sería hablar con palabras mayores de auténtica obra patrimonio de la humanidad, no sólo un clásico del género erótico, lo que es reducir la magnitud de su alcance.
_Además la existencia de directoras de cine sexual ya desde los 70, o sea desde el inicio del género, como Anna Riva, Gail Palmer, en los 80 la productora propia creada por Candida Royalle, y últimamente directoras como Lizzy Borden (que no expresa precisamente la tan aireada sensibilidad femenina) o Erika Lust, que pregona un porno para mujeres (¡al final habrá que ver porno también por separado! ¡cómo si eso existiera! ¡cómo si todas la mujeres fueran iguales! ¡cómo si hubiera un porno para hombres y uno para mujeres!), y en España las contemporáneas Bibian Norai y Sandra Uve... digo que la existencia de todas estas directoras ya invalidan esa tontería de que el porno es sólo cosa de hombres y para hombres, aunque las mejores obras del género son abiertamente para hombres y mujeres. Además, en la época dorada del cine sexual (los 70 y principios de los 80) las parejas iban al cine a ver una película sexual, no se realizaban en realidad sólo para hombres.
_Otra cosa que he observado es que a internet se le achaca que el nivel de calidad medio del cine sexual haya bajado según los críticos especializados, (yo sin ser un experto, por lo que he visto creo que es cierto) debido a que en la actualidad es muy fácil acceder a contenidos sexuales incluso gratuitos a través de la red, con lo que las productoras ya no invierten tanto como antes. Pero este argumento no se sostiene ante la evidencia de que jamás se ha manejado tanto dinero en el cine sexual como en la actualidad, en realidad lo que ocurre es que antes habían pocas productoras y el mercado potencial estaba más concentrado, pero ahora hay más espectadores potenciales que nunca, y el espectador que busque un cine sexual de calidad en vez de algo hecho de cualquier manera y perfectamente olvidable, pues no se va a conformar con menos. De todas maneras, es lamentable observar que en ocasiones hay grabaciones caseras que expresan más frescura, alegría y pasión que mecánicas gimnasias pornográficas que más bien aburren...
_Creo que internet es sobre todo una gran oportunidad para el cine sexual (como para el cine en general y para las manifestaciones culturales, personales, y la comunicación humana) y que la red irá generando o está generando (tanto no conozco) redes de amantes del cine sexual con aspiraciones mayores que las evidentes, cine sexual que intente expresar otras motivaciones y dimensiones humanas, como el sentido del humor, la tristeza o la nostalgia, el amor, la ternura, la alegría de vivir... y que exprese el deseo con una elegancia, sensualidad, franqueza o alegría palpables... películas sexuales que lleguen más allá de la excitación sexual y que se adentren en quien las mira, que se queden dentro, entre el corazón y el alma. Les aseguro que hay algunas así, y les remito a los siguientes enlaces y a la bibliografía, aunque poco a poco quiero profundizar todo lo que pueda en este género tan despreciado y que merece ser cada vez más reivindicado, a fin de cuentas mucha gente debe ignorar siquiera quién fue Gerard Damiano, o los hermanos Mitchell, qué es eso de "El sexo que habla", o que la primera escena sexual gay provocó un escándalo hipócrita tal que se produjeron destrozos en las salas, mientras que nadie se escandalizaba (o no tanto) ante las escenas lésbicas de la misma película, "Historia de Joanna", un clásico de culto entre los seguidores del BDSM y amantes del cine sexual en general.
_En realidad, este rincón de cine siempre ha pretendido dar voz a lo que más siento que lo necesita. Y toda una generación creo que está creciendo con el sexo rápido de internet, sin ser conscientes de los tesoros del cine sexual, sobre todo de los 70, y me parece que el sexo rápido está bien, pero los tesoros del cine sexual aún están mejor, mucho mejor, ¡dónde va a parar!.
_
http://seronoser.free.fr/laincineradora/x1.htm
http://seronoser.free.fr/laincineradora/x2.htm
http://seronoser.free.fr/laincineradora/x3.htm

-Cine para adultos. 1001 películas para 1001 noches, Luis Miguel Carmona y Alex Bassas (T&B editores, 2007)


-Historia del cine porno español. Exxxpaña, Manuel Valencia y Paco Gisbert (Glenat, 2005)

-Videoguía X, 1 y 2, Manuel Valencia (Midons, 1994-6)
:::

estados de ánimo

:::
Hay algo sorprendente cuando reflexiono sobre todas mis películas, me llama la atención que, en las épocas en que estuve deprimido, hice comedias. Y cuando me sentía feliz, rodé temás más bien trágicos. Quizás intente inconscientemente compensar cada uno de mis estados de ánimo.
_Billy Wilder
:::

19/11/08

Cine natural, cine sexual y cine que explota el filón sexual

Cine natural, cine sexual y cine que explota el filón sexual
:::
_Hay un tipo de cine, el que se considera convencional, en el que se puede hablar de sexo, sugerir el sexo, incluso ver algún prolegómeno sexual, o intuirlo pero más allá de algún que otro desnudo, en realidad el sexo natural está velado y vedado, omitido. Se puede incluso considerar cine en cierto modo anti-sexual, pues puede mostrar afecto, romanticismo, o cosas más violentas y nocivas pero jamás muestra la intimidad sexual. Sigue teniendo una frontera, una puerta, un límite que no traspasa, con lo que resulta poco humano al ser la sexualidad una manifestación humana fundamental. No abogo por una proliferación de escenas de sexo explícito en las películas convencionales sino porque en las películas convencionales pueda aparecer con total naturalidad, sin intención de efectista provocación, el desarrollo sexual, sobre todo en un contexto romántico. Creo que sobre todo las películas románticas adolecen de un tratamiento natural del importante componente erótico y sexual del amor, que quizá sólo “El imperio de los sentidos” abordó aunque en un caso realmente extremo. Yo me refiero a una película en la que se muestre la relación duradera de una pareja y exista una escena en la que se vea cómo se entregan y expresan sexualmente como pareja, cosa que es de lo más natural y bastante revelador de la naturaleza de una relación.
_Hay otro tipo de cine, denostado y menospreciado con gran ignorancia al respecto dicho sea de paso, llamado pornográfico o también cine sexual (denominación que es más exacta y más justa). El cine sexual es lo contrario en realidad del cine que veda y veta la manifestación sexual. El cine sexual gira completamente alrededor del sexo, con lo cual los componentes psicológicos de los personajes y la posibilidad de abordar relaciones duraderas, profundas, asuntos muy complejos, por lo general quedan descartados, aunque hay notables excepciones de cine sexual no sólo cinematográficamente interesante e incluso artístico sino también humanamente enriquecedor. Pero al cine sexual no se le debe pedir que cumpla la misión que el cine convencional parece ignorar. Puede realizarla en parte, pero sólo en parte por tratarse de un género cinematográfico que debe basarse en la expresión sexual explícita. El cine sexual digno aborda con naturalidad las relaciones sexuales, pero las relaciones amorosas, las complejidades psicológicas... una película que abordara por igual todos estos matices humanos sería una gran película pero no de un género específico, sería cine natural y humano.
_Hay otro tipo de cine que se está produciendo últimamente en el que poco más que se incluyen escenas de cine sexual en un contexto superficial, o pretencioso, o incluso con afán taquillero sin más. Cine que recurre al sexo como reclamo, que teje coartadas astutas, lo que se llama excusas argumentales para colocar cuatro escenas de contenido sexual que no aportan nada en realidad sino la posibilidad de ver sexo en un cine sin que sea una película porno. Es un poco un cine más bien efectista, entre pretencioso e hipócrita, alejado de la naturalidad y profundidad que se debe pedir a una película con ambiciones artísticas o incluso ansias de notoriedad. A veces el reclamo sexual, a pesar de lo intragable del film en cuestión ha dado resultados de taquilla considerables, lo que es alarmante. Pero es fácil de entender, una película que se venda de transgresora, de liberal en materia sexual pero argumente que no es mero cine sexual sino que se va a ver una película el no va más, la avanzadilla... atrae la curiosidad de mucha gente y satisface la pulsión sexual reprimida de bastante gente que no iría a ver una película porno pero quiere ver porno. Por eso se trata de cine astuto, se queda superficialmente entre un cine y otro con intenciones mercantilistas y de notoriedad. Es fácil hacerse famoso abordando cuestiones sexuales, realmente es lo más sencillo porque el sexo y la violencia son recursos muy efectistas, es apelar a motivaciones y pulsiones muy profundas y a flor de piel en la humanidad, pero este tipo de películas son nocivas porque son engañosas y denigrantes. Tiene un componente hipócrita, pretencioso y manipulador tan grande que hacen mil veces preferible el cine sexual corriente en el que no se pretenden coartadas intelectuales, trascendentes, artísticas ni demás engaños. Sexo y punto, en vez de hacer como que se ofrece cierta profundidad o incluso arte cuando sólo se da carnaza servida con premeditación, alevosía y en ocasiones ni siquiera nocturnidad (lo que en este caso sería un atenuante).
_Hay un tipo de cine natural del que parece que no hay muchos ejemplos, en el que el sexo se integra naturalmente en la historia, sin alardes ni efectismos pero sin remilgos. Quizá “El imperio de los sentidos” es la mayor muestra de este cine, o la que más ha trascendido, y en cierto modo “El último tango en París” le siga de alguna manera, pero lo que aún no he visto es una historia, digamos por caso “Secretos de un matrimonio” de Bergman, en la que a esa profundidad psicológica se una también la expresión sexual de la pareja. El propio Bergman pensó que así sería lo natural, pero quizá comprendió que se metería en muchos problemas de llegar tan lejos.
_Esto es un llamamiento, cineastas, creen cine natural, no dejen el sexo tan sólo en un reclamo para la taquilla, no marginen el sexo tan sólo para el cine de género sexual, integren en el cine convencional la expresión sexual, como en la vida real.
:::

16/11/08

la calificación por edades, el brazo sutil de la censura

:::
_A veces, viendo la programación de la tele, con la calificación por edades correspondiente, me quedo entre sorprendido, preocupado e indignado. Películas en las que no hay violencia explícita ni lenguaje ofensivo pero que abordan el sexo verbalmente, incluso con delicadeza, ya ni siquiera visualmente a través de lo sugerido, pasan a ser consideradas para mayores de edad (+18 años), aunque la retransmisión sea a las 2 de la madrugada, mientras que a las 15h o 14.30 h del mediodía se pueden contemplar cadáveres, disparos, tanques, misiles, y el lenguaje belicoso de tantos dirigentes políticos, todo esto y mucho más, ¡para todos los públicos!. Un poco curioso.
_A veces, viendo un dvd nos damos cuenta de que lleva la calificación por edades de diferentes países europeos, y en uno la película es para mayores de 15, en otro para mayores de 17 y aquí por ejemplo para mayores de 18 años. La misma película... También es curioso.
_A veces la calificación por edades es el brazo sutil de la censura moderna, que se basa más en marginar que en prohibir para no ser acusada de inquisidora, y esta censura, para menores de tal edad, es siempre más férrea con la sexualidad que con la violencia o los contenidos que denuncien las injusticias del mundo. Significativo.
_Y ya ni siquiera voy a abordar la calificación que recibe la sexualidad manifiesta, que se tiene por más peligrosa que todas las guerras juntas. Da que pensar que nos insensibilicemos ante tanta violencia y la sexualidad siga siendo marginada, limitada, relegada o censurada. Incluso hay cadenas de videoclubs que sólo alquilan películas editadas de tal manera que se han suprimido las escenas libidinosas, aunque fueran sugeridas en vez de explícitas, es bien sabido que ¡el sexo mata, las armas dan amor!.
_Alguien dijo que un censor es alguien que cree saber qué es lo que tienen que saber los demás... Lo cree, desde luego. Aunque es evidente que no todas las películas son para todos los públicos sería deseable que hubiera un ojo más crítico y férreo con la violencia que con las manifestaciones sexuales y las denuncias sociales, pues curiosamente sucede al contrario. Y no por casualidad, miren a su alrededor y piensen si caminamos en una suave brisa llena de amor o bajo nubes tóxicas de injusticias y violencias...
:::

14/11/08

no te olvidan

:::
Si vives en Francia, por ejemplo, y has escrito un buen libro o pintado un buen cuadro o dirigido una película sobresaliente, aunque hayan pasado cincuenta años, y no hayas hecho nada más desde entonces, aún eres reconocido como artista y honorado como tal. La gente se quita el sombrero y te llaman maestro. No te olvidan. En Hollywood, en cambio, eres tan bueno como tu última obra. Si no produces nada más en los últimos tres meses, te olvidan, no importa lo que hayas conseguido hasta entonces.
_Erich Von Stroheim
:::

12/11/08

hacia la mayoría de edad sexual en España

:::

_Hace unos cuantos años, 18 exactamente, el canal de pago Canal + empezó a emitir películas sexuales por televisión. Con una producción propia mejorable titulada "18 años para mayores de 18 años" el canal lo ha celebrado hace poco.

_El propio documental habla de cómo las audiencias eran mayores de lo que el propio canal, por un pudor mojigato, reconocía, y que se llegaron a hacer cortes en la primera emisión en las imágenes explícitas. También es para analizar el hecho de que al ser la primera vez que se emitían en España contenidos sexuales explícitos, lo que se llama porno o hardcore, había una especie de ¿qué va a pasar? ¡esto es sexo!. Esa sensación de alarma, como si fuera a ocurrir algo catastrófico también sucedió cuando televisión española programó un ciclo de cine erótico en el que sobresalía "El imperio de los sentidos". Alarma generalizada, y esa noche no pasó nada más allá de las alcobas, ¿qué iba a pasar?. Habría quien esperaría lo impensable...

_Y todo esto me da que pensar sobre lo que hemos avanzado y lo que no respecto al sexo. Hoy, con internet, cuyo tráfico de contenido sexual aumenta a la velocidad del deseo, suena a chiste que hubiera una época en la que emitir una escena explícita se considerara peligroso para una nación, que estuviera prohibido hasta 1984 el género hardcore. Más bien, para los más jóvenes, estas cosas deben parecerles entre ridículas y tristes, y lo eran, desde luego. Y ya si imaginamos la ñoñería sexual de la época franquista... Pero ahora que lo pienso incluso el plus se arrodillaba ante el viernes santo y ese viernes no emitía la porno del plus. Cosas de este país, cuya herencia inquisitorial y reverencial hacia un cristianismo oscurantista aún sigue más que presente a pesar de todo lo que se ha avanzado. Yo, que soy bastante agnóstico, la verdad, en la religión que podría creer sería en una como la que reflejaba Dreyer en "La palabra", esa religión luminosa en la que la sexualidad es tan sangre de la vida como los rayos del sol y el vuelo de las mariposas.

_En realidad, no hemos avanzado tanto respecto al sexo cuando hace poco el cartel anunciador de "Diario de una ninfómana", sugerente pero erótico en vez de explícito, se prohibió en Madrid, donde se pudieron ver durante semanas carteles de películas en las que abundaban mutilaciones, sangre derramada y lo que más les repugne, todo menos erotismo, menos sexo...

_Es verdad que en este país ahora se consideran legales las relaciones de pareja entre personas del mismo sexo, lo que no es pequeño avance, sin embargo, ¿cuánta gente lo desacredita públicamente o lo considera de segunda categoría o hipócritamente van de progresistas mientras en el fondo se creen superiores? Superiores, ¿por qué, por tener sexo con alguien del otro sexo en vez del suyo propio?. ¡Qué absurdo!. Yo, además, me moriré sin entender qué le importa a esa gente qué hace otra gente en la cama, o en su vida. Creo que se meten con los demás porque no son en absoluto felices, si lo fueran se dedicarían a ser felices en vez de a imponer su visión de la vida a los demás. Si una persona homosexual se nos acerca y nos dice si "entendemos", ¿tanto nos cuesta, si no nos interesa, decirle, "te comprendo pero no entiendo"?. A fin de cuentas, no creo que sea una ofensa, al menos yo nunca me he sentido ofendido, aunque yo lo que es "entender", sólo un poquito y de cine.

_Este país, de todas formas, parece que empieza a ser un poco mayor de edad en el sexo, este aniversario del plus llega en un momento en que se considera matrimonio tanto la unión heterosexual como la homosexual, a fin de cuentas todas las parejas bien mirado discuten, se hacen cariñitos, se reconcilian y esas cosas. Se puede hablar de sexo con una libertad y conocimiento impensables hace tiempo, ya era hora. Aunque las pegas de esta época son que el sexo se ha mercantilizado y banalizado hasta extremos increíbles, nos venden sexo para vendernos casi que cualquier producto, ¡eso sí es pornografía!, y el sexo se usa como reclamo para destacar en la vida social, ¡e incluso cultural! de una manera escandalosa. ¡Eso sí es escandaloso, no el porno!. Cualquiera se acuesta con alguien famoso y le falta tiempo para decir lo que hace o no en una cama, hay una hipersexualización enfermiza, y se están olvidando las potencialidades sensuales, trascendentes y amorosas del sexo en muchas ocasiones, aunque hay que felicitarse porque ahora incluso Philips piensa comercializar masturbadores femeninos, o como los llama todavía la sociedad consoladores. Menuda palabra mojigata, no creo que sea consuelo alguno sino regocijo pleno el que proporcionan esos aparatos tan divinos. ¿Me contradice alguna mujer al respecto? ¿A que no?. Bendito sea el sexo.
:::
_El documental de Canal +, aunque podría haber sido más profundo, está en www.plus.es (o estaba, que ahora no lo encuentro)
:::

11/11/08

algunos títulos del cine sexual

_Me parece importante y necesario que el sexo en el cine sea tratado con naturalidad, que se muestren las expresiones de la sexualidad humana, en vez de ser prohibidas, veladas...

_El cine sexual es tan digno como cualquier otro tipo de cine cuando se realiza con dignidad, y existen multitud de tópicos falsos, desprecios y acusaciones ignorantes y sin justificación sobre el género. Tópicos como que el cine sexual es sólo para hombres o que a la mujer se la trata simplemente como a un objeto sexual, generalizaciones y acusaciones que quedan refutadas por películas filmadas, tanto por directores como por directoras, en las que se despliegan tanto sensualidad como miradas femeninas sobre la sexualidad. Incluso, aunque el concepto está equivocado, hay un autoproclamado porno para mujeres. Digo que el concepto está equivocado porque no hay un porno para hombres y un porno para mujeres, pues no hay un solo tipo de hombres ni un solo tipo de mujeres. Si hay algo tópico y tonto es generalizar diciendo que todos los hombres son iguales, que todas las mujeres son iguales. El supuesto porno para hombres también es apreciado por bastantes mujeres, y el supuesto porno para mujeres también es apreciado por bastantes hombres.

_Me parece delicado hacer una pequeña lista de títulos abiertamente sexuales o de elevado erotismo. Delicado porque en mi opinión el sexo debe ser mostrado con alegría, respeto y cierto sentimiento placentero y de lo sagrado, no de una manera vulgarizadora, frívola o mecánica sin más, ni ser un reclamo para la pretenciosidad o las ínfulas artísticas. Además cada persona tiene sus propias querencias, deseos, fantasías, necesidades, fobias y filias sexuales, por lo que a una persona puede agradarle y resultarle estimulante lo que a otra le repugne y resulte ofensivo. Es una cuestión de sensibilidad, incluso de susceptibilidad, de sintonía con unos matices o maneras de expresarse sexualmente, o de no sintonizar. Y en principio, mientras haya soledad o acuerdo entre las partes, ninguna sensibilidad es superior o inferior y todo es legítimo.

_Sé que no puede haber una lista de películas para todos los públicos en materia sexual, ni en ningún otro género del cine, y no la hay. Además de las condiciones sexuales heterosexual, homosexuales (entre ellas la masculina y la femenina), la bisexual que comprende la heterosexual y la homosexual, y por último la hermafrodita que incluye ambos sexos... además de estas grandes inclinaciones sexuales existen las tendencias fetichistas, dominantes, incluso sádicas, las sadomasoquistas, las sumisas, e incluso más, algunas como poco bizarras o raras, pero insisto en que cada cual con su sexualidad es muy libre de vivirla como quiera mientras respete a las demás personas.

_Quizá el punto más importante sea éste, que mientras haya un acuerdo entre las partes todo es digno, que cualquier manifestación sexual, por rara que nos parezca, mientras suceda libremente es digna. Y el cine sexual debe expresarse libremente, atendiendo a una posterior calificación por edades y explicación de contenidos, pero sin censura de contenido mientras haya un acuerdo entre las partes. El cine sexual a veces ha sido acusado de explotar sexualmente, cosa que puede ocurrir como en cualquier ámbito de la vida, pero en ocasiones parece más bien una manera de rehabilitarse públicamente ante la mala fama que arrastra haber realizado cine sexual. Además es fácil echar pestes sobre el porno porque la mala fama que arrastra ya es un prejuicio en el que se suele creer antes a quien acusa que a quien se defiende. El porno está señalado con el dedo, como la prostitución, recordemos que uno de los insultos más ofensivos es el de "hijo/a de puta" o "puta". Cuesta creer, por ejemplo, que Traci Lords fuera tan buena actriz porno cuando como actriz convencional no ha deslumbrado precisamente.

_También hay que decir que hay quien ha utilizado el porno para hacerse un nombre y luego iniciar carreras en el cine convencional, la música... como una especie de trampolín del que luego han pretendido renegar. La excusa de las drogas que puso Traci Lords, por ejemplo, es de risa, a fin de cuentas, las drogas le podrían haber animado a otras cosas, ¿no?. Y por otra parte hay una acusación desde sectores ultrafeministas (aunque hay sectores tan ultrafeministas que consideran que incluso la penetración es una violación, que ya es decir...) que consideran que toda la pornografía degrada a la mujer y la convierte en objeto sexual. Hay que decir, para empezar, que hay mujeres que son de naturaleza exhibicionista e incluso que gustan de parecer objetos sexuales (aunque no lo son) y también que la cantidad de mujeres que libremente deciden participar en películas sexuales invalida esa acusación, además de que hayan cada vez más películas sexuales dirigidas por mujeres, lo que ya invalida cualquier acusación de que por estar dirigidas por hombres no despliegan la sensualidad y el placer femenino, que están pensadas sólo para hombres. Aunque, insisto, las mejores obras del género, aunque suelen estar dirigidas por hombres no son películas sólo para hombres (a las proyecciones en cine asistían tanto hombres como mujeres en los años 70) y expresan también la feminidad, además el cine sexual es tanto más excitante cuanto más se transmite el placer de quienes lo crean, por lo que la expresión del placer femenino es muy importante para la excitación masculina, no sólo para la excitación femenina, y viceversa...

_Al cine sexual del montón de le puede criticar con toda razón sus innumerables tópicos, convenciones, estupideces... pero el cine sexual debe ser valorado no mirando a lo mediocre sino a lo sublime, como hacemos con la poesía, la literatura, la pintura y cualquier manifestación humana. No es justo que se denigre al género entero porque muchas películas sean muy malas, hay que mirar las cumbres del género y darse cuenta de que el género es digno en sí mismo, y la morralla no puede nublar el sol de las obras maestras del cine sexual, que siempre resplandecerán como estrellas en la noche.

_Dicho todo esto, y con cautela, pues muchos títulos no he podido verlos, dejo una lista de películas y remito para casi todas a la bibliografía, para profundizar en cada título, pues cada película busca su público concreto, y hay títulos especialmente dedicados a filias particulares. En la lista no hay títulos específicamente homosexuales, sobre todo gay, y el cine lésbico viene representado por el lésbico convencional, al que hay lesbianas que consideran poco natural y representativo. Estas ausencias se deben simplemente a la ignorancia. Tampoco abunda el material al respecto, o al menos yo no lo he localizado... aunque este rincón de cine está siempre en construcción...


_Ah, una última cosa, siento una especie de sonrojo, y pudor, ante algunos títulos lamentables, que son los que la distribución española ha dado para su comercialización, por lo que he decidido señalar el título original, aunque en algún que otro título patrio, en fin, alguno tampoco desborda sensibilidad precisamente pero voy a dar el beneficio de la duda y a pensar que no se debe juzgar un libro por sus tapas, o por su título. Además en el mundo del cine no es raro que los títulos ni siquiera los eligan los directores y sean atribuidos por las productoras. Y no sólo en el cine sexual.

_Existe una multitud incontable de títulos de cine sexual y añado esta lista con la esperanza de que estas películas sean preferibles a la mayoría, consciente de que algunas para mí lo son.


...

algunos títulos del cine sexual (y algún título erótico)
-
Belle de jour (1966) Luis Buñuel ("ensalza el erotismo a la categoría de arte")
Vixen! (1968) Russ Meyer
A history of the blue movie (1970) Alex De Renzy
Sin dreamer (1970-7) Mike Hunter
Sex maniacs (1970-9) Mike Hunter
Wet dreams (1971) VV.AA.
Vampyros Lesbos (1971) Jesús Franco
Ultimo tango a Parigi (1972) Bernardo Bertolucci (una obra maestra del cine)
Fritz, the Cat (1972) Ralph Bakshi (animación sexual)
Deep Throat (1972) Gerard Damiano (Garganta profunda, la primera obra maestra de la trilogía de oro del cine sexual, la película más mítica del género, causó un revuelo sociológico e incluso político sin precedentes, como aborda el documental Inside Deep Throat, y probablemente sea todavía la película hardcore más vista y vendida de toda la historia, además de una impagable comedia protagonizada por la mítica Linda Lovelace)
The Devil in Miss Jones (1972) Gerard Damiano (El diablo en la Srta. Jones, es la segunda obra maestra de la trilogía de oro del cine sexual, y la segunda del imprescindible maestro Damiano, en este caso con un inolvidable inicio trágico protagonizado por una madurita Georgina Spelvin)
Behind the green door (1973) Jim y Artie Mitchell (Tras la puerta verde, es la tercera obra maestra de la trilogía de oro del cine sexual, un hito casi fundacional del género, imaginativa y desbordante, poseedora de una fluida e incluso lisérgica coreografía visual, por no hablar de una sensual y sexual, mítica, Marilyn Chambers...)
It happened in Hollywood (1973) Peter Locke
Le trio infernal (1973) Francis Girod
Glissements progressifs du plaisir (1973) Alain Robbe-Grillet
The farmer's daughters (1973) Zebedy Colt
Il fiore delle mille e une notti (1974) Pier Paolo Pasolini
Wet rainbow (1974) Duddy Kane
Angel nº 9 (1974) Anna Riva (directora de cine sexual también conocida como Roberta Findlay)
Fantasy girls (1974) Alex De Renzy
The private afternoons of Pamela Mann (1974) Henry Paris
Flossie-En Venus pa 15 (1974) Mac Ahlberg
French blue (1974) Falcon Stuart (del pionero Lasse Braun)
Emmanuelle (1974) Just Jaeckin
Vampyres (1974) Joseph Larraz
Appassionata (1974) Gian Luigi Calderone
Ai no corrida (1975) Nagisa Oshima ("El imperio de los sentidos", una obra maestra del cine con mayúsculas, de una honestidad y franqueza en el desarrollo de la relación apasionada y sexual inolvidable)
Story of Joanna (1975) Gerard Damiano (Historia de Joanna, un clásico)
Le bijoux de familie (1975) Jean-Claude Laureux
Honey pie (1975) Howard Ziehm
Sensations (1975) Alberto Ferro
The seduction of Lyn Carter (1975) Anthony Spinelli
Saló o le 120 giornate di Sodomi (1975) Pier Paolo Pasolini
Naked came the stranger (1975) Henry Paris
Histoire d'O (1975) Just Jaeckin
Emmanuelle 2. L'antivierge (1975) Francis Giacobetti
Emilienne (1975) Guy Casaril
La bête (1975) Walerian Borowczyk
Blue ecstasy in New York (1975) Kemal Horulu
The analyst (1975) Gerald Graystoke
Cry for Cindy (1975) Anthony Spinelli
Every inch a lady (1975) hermanos Amero
Le sexe qui parle (1975) Frederic Lasanc
Anyone but my husband (1976) Robert Norman
Through the looking glass (1976) Jonas Middlenton
The devil inside her (1976) Zebedy Colt
La fessée (1976) Burd Tranbaree
Femmes de Sade (1977) Alex De Renzy
The opening of Misty Beethoven (1976) Henry Paris
Roller Barbies (1976) Carter Stevens
The punishment of Anne (1976) Radley Metzger
Waterpower (1976) Shaun Costello
The trouble with young stuff (1976) Otis Hamlin
Excess (1976) John Thomas
Baby face (1977) Alex De Renzy
Little girl... but tease (1977) Roberto Mitrotti
Helen Bedd (1977) Garbis Torian
Anna obsessed (1977) Martin & Martin
Mes nuits avec Alice, Penélope, Arnold, Maude e Richard (1977) Michel Barny
Autobiography of a flea (1977) Jim y Artie Mitchell
Jeux de langues (1977) Francis Leroi
Joy (1977) Harvey Mansfield
Joint venture (1977) Gerard Damiano
Suore Emanuelle (1977) Joseph Warren
Eruption (1977) Stan Kurlan
Je suis aprendre (1977) Francis Leroi
The violation of Claudia (1977) Billy Bagg
Virgin dreams (1977) Zebedy Colt
Barbara Broadcast (1978) Henry Paris (obra maestra)
Debbie does Dallas (1978) Jim Clark (candidez y lascivia en un título mítico)
Easy (1978) Anthony Spinelli
The erotic adventures of Candy (1978) Gail Palmer ("un soplo de aire fresco en la industria" la del cine sexual, por una directora del género)
Hot cookies (1978) Albert Wilder
Teenage twins (1978) Carter Stevens
La visita del vicio (1978) José Ramón Larraz
Legend of lady blue (1978) A. Fabritzi
Les petites filles (1978) Francis Leroi
Maraschino cherry (1978) Henry Paris
Pretty peaches (1978) Alex De Renzy
Les nymphomanes (1979) Burd Tranbaree
The thousand and one erotics nights of Scherezade (1979) Stephen Lukas
Ecstasy girls (1979) Robert Mc Callum
Babylon pink (1979) Henry Pachard
Candy goes to Hollywood (1979) Gail Palmer
Caniche (1979) Bigas Luna ("sexo soterrado y...")
La ceremonia dei sensi (1979) Antonio D'Agostino (afirma la condición hermafrodita)
Le droit de cuissage (1979) Burd Tranbaree
Fantasy (1979) Gerard Damiano
Le petite etrangère (1979) Burd Tranbaree
Blonde ambition (1979) John Amero
Felicity (1979) John Lamond
Olympic fever (1980) Philip Mapshak
Chopstix (1980) Joanna Williams
Les petites écolières (1980) Frederic Lasanc
Insatiable (1980) Godfrey Daniels
Minouche l'insatiable (1980) Henri de Castellane
Mai-Lin Vs. Serena (1980) Troy Benny
La femme objecte (1980) Frederic Lasanc
A scent of heather (1980) Anthony Vincent
Talk dirty to me (1980) Anthony Spinelli
Taboo 1-3 (1984) Kirdy Stevens
Prisoner of paradise (1980) Bob Chim y Gail Palmer
The satisfiers of Alpha Blue (1981) Gerard Damiano
Never so deep (1981) Gerard Damiano
Night dreams (1981) Rinse Dream
Amanda by night (1981) Robert Mc Callum
Deep inside Annie Sprinkle (1981) Annie Sprinkle
Le bas de sie noire (1981) Burd Tranbaree
The dancers (1981) Anthony Spinellli
Dracula exotica (1981) Warren Evans
Apocalipsis sexual (1981) Carlos Aured
Pandora's mirror (1981) Warren Evans
Handfull of diamonds (1981) Martin Campbell
Chaudes adolescentes (1981) Gérard Kikoine
The Tiffany Minx (1981) Roberta Findlay
Burgeoise... et pute (1982) Gérard Kikoine
Ma mere me prostitue (1982) Francis Leroi
Confesiones íntimas de una exhibicionista (1982) Candy Coster (en realidad la directora Lina Romay)
The blonde next door (1982) Joe Sherman
The devil in Miss Jones 2 (1982) Henry Pachard
Colegialas lesbianas y el placer de pervertir (1982) Al Bagran
Ein laster hafter sommer (1982) Klaus Jurick
Invitation d'une femme marieé (1983) Burd Tranbaree
Irresistible (1983) Edwin Durrell
A taste of money (1983) Richard Mailer
Jojami (1984) Lucky Faar Delly
Love bites (1984) Victor Nye
Those young girls (1984) Myles Kidder
Every woman has a fantasy (1984) Edwin Brown
Insatiable 2 (1984) Godfrey Daniels
Sister dearest (1984) Jerry Ross
Too naughty to say No! (1984) Victor Nye
The pleasure hunt 1&2 (1984-5) Lawrence T. Cole
Marilyn Chamber's private fantasies 2-6 (1984-6) Ned Morehead y Jack Remy
New wawe hookers (1985) Gregory Dark
Ginger’s sex asylum (1985) Bruce Seven
Making the grade (1985) Sharon Mitchell
G-spot (1985) Jim y Artie Mitchell
Battle of the stars (1985) Lawrence T. Coole
Hot blooded (1985) Geoffrey Daniels
Passion pit (1985) Duck Dumont y Charles De Santos
Stiff competition (1985) Paul G. Vatelli
L'amore e la bestia (1986) Mike Strong
Debbie does' em all (1986) Bob Vosse
Baby face 2 (1986) Alex De Renzy
Miami spice (1986) Svetlana
Il telefono rosso (1986) Riccardo Schicchi
The devil in Miss Jones 3 & 4 (1986-7) Gregory Dark
Pretty peaches (1987) Alex De Renzy
Chamaleon (1989) John Leslie
Sorority pink I and II (1989-90) Amanda Hunter y Jim Hollyday
Masseuse (1990) Paul Thomas
Cicciolina e Moana ai mondiale (1990) Jim Reynolds
House of dreams (1990) Andrew Blake
Where the girls sweat (1990) Bruce Seven
Miss directed (1990) Paul Thomas
Sandy, la vogliosa (1990) Roby Bianchi y Bob Green
Concepts by Salieri, pt 1 & 2 (1990) Mario Salieri
Realities (1991) Jeffrey Stevens
Les putes de l'autorute (1991) Michel Ricaud
Dedicato a mio marito (1992) Enrico Astore
Justine: nothing to hide 2 (1993) Paul Thomas
Hidden obsessions (1993) Andrew Blake
La Venus bleue (1993) Michel Ricaud
Masseuse 2 (1994) Paul Thomas
Le parfum de Mathilde (1994) Marc Dorcel
Never say never Rocco Siffredi (1994) Rocco Siffredi
Dog walker (1994) John Leslie
Sandy l'insaziable: il retorno di Sandy (1994) Rocco Siffredi
Cremme de femme (1995) Bonita
Hamlet X (1995) Luca Damiano
The dinner party (1996) Cameron Grant
The pyramid I-III (1996) Pierre Woodman
La princesse et la pute 1 & 2 (1996) Marc Dorcel
Crash (1996) David Cronenberg ("un mundo malsano donde predomina el amor libre con llagas") Zazel (1997) Philip Mond
Les nuits de la presidente (1997) Alain Payet
Drop sex (1997) John Leslie
When Rocco meets Kelly 2: In Barcelona (1999) Rocco Siffredi
Vivir follando (1999) José María Ponce
The violation of Amber Lynn (2000) Jim Powers
A toe story (2000)Van Damage y Tifany Minx
Sluts butts and housewiwes 2 (2000) Lizzy Borden ("si alguien piensa que las películas pornográficas escritas y dirigidas por mujeres se caracterizan por su sensibilidad y buen gusto... es que no conoce el cine de Lizzy Borden")
Extreme boot camp (2001) Robert Black
Fausto, el poder del sexo (2002) José María Ponce
La candidate (2003) Fred Coppula
Tales from the crack (2004) John Howard y Scott Philips
Isabela, la piel de los ángeles (2004) hermanos Lapiedra
Hot rats (2004) Narcís Bosch
616 DF (El diablo español vs. las luchadoras del este) (2004) Sandra Uve
Joanna's angel (2005) Joanna Angel
Inside Deep Throat (2005) Fenton Bailey y Randy Barbato
Rendez vous (2006) David Stanley

:::
-
-
+ cosas...
-
bibliografía
Cine para adultos, 1001 películas para 1001 noches, Luis Miguel Carmona y Alex Bassas (T&B editores, 2007)
Videoguía X (1 y 2), Manuel Valencia (Midons, 1994 y 1996)
Exxxpaña, Historia del cine porno español, Manuel Valencia y Paco Gisbert (Glénat, 2005)
The AVN guide to the 500 greatest adult films of all time, Editores de AVN (Thunder mouth press, 2006)
-
Guía del cine, Carlos Aguilar (Cátedra, 2006)

-
otras listas de cine sexual (muy EE.UU.)
http://www.fetishlondon.com/video/v1.html 101 películas por AVN
http://www.doctorg.com/classicadultfilms.htm
-
festivales y galardones
festivales y galardones del cine sexual son, o fueron (el caso de los prestigiosos Hot d'Or) los siguientes:
::
Ficeb (España)
http://www.ficeb.com/esp/index.htm
Hot d'Or (Francia)
http://es.wikipedia.org/wiki/Hot_d
Berlín (Alemania)
http://www.pornfilmfestivalberlin.de/
AVN (EE.UU.)
http://www.avnawards.com/
-
Y en el siguiente rincón, cortos promovidos en su día por el festival de cine porno de Berlín
http://www.cum2cut.net/en/index.php
-
Y perspectivas del postporno, sobre todo feministas...

Post porn festivals
:
Porn Film Festival Berlin

Venus Berlin www.venus-berlin.com/de
Porn Film Festival Paris
Netporn Conference Amsterdam
http://networkcultures.org/wpmu/netporn/
Click´me Amsterdam
http://www.networkcultures.org/clickme/
Pinched Amsterdam
http://www.pinched.nl/
Festival XXYZ Toulouse
http://festivalxxyz.canalblog.com/
Transmarikabollo Barcelona
-y dos espacios combativos...
http://www.pornolab.org/
http://www.mariallopis.com/
_
algunos directores
Gerard Damiano
Jim y Artie Mitchell
Henry Paris
Alex De Renzy
Lasse Braun
Anthony Spinelli
Chuck Vincent
Carter Stevens
Phil Prince
Zebedy Colt
Shaun Costello
Troy Benny
Joe Sarno
Henry Pachard
Gregory Dark
Renato Polselli
Mac Ahlberg
Russ Meyer
Rocco Siffredi
Mario Salieri
Andrew Blake
Michel Ricaud
John Stagliano
Joe D'Amato
Pierre Woodman
Robert Mc Callum
Michael Ninn
Paul Thomas
Jean-Françoise Daby
Fréderic Lasanc / o Fréderic Lansac
Michel Barny
Gérard Kikoïne
Francis Leroi
Burd Tranbaree / o Burd Tranvaree
directores españoles
hnos Lapiedra
José María Ponce
Xavi Domínguez
Narcís Bosch
algunas directoras
Gail Palmer
Anna Riva o Roberta Findlay
Candida Royalle
Veronica Hart
Annie Sprinkle
Lizzy Borden
Erika Lust
Sharon Mitchell

Anita Rinaldi
Angela Tiger
directoras españolas
Sandra Uve
Bibian Norai
Maria Bianco

más información en
http://www.imdb.com/
http://www.iafd.com/
http://www.adultfilmdatabase.com/
http://www.avn.com/
http://www.egafd.com/
---
y si entiendes...
http://anodis.com/nota/5388.asp?pag=1 un poco de historia del cine sexual gay
:::

10/11/08

respeto

:
En Hollywood tienen mucho respeto por los muertos y ninguno por los vivos.
_Errol Flynn
:

9/11/08

la chispa del sexo (no más sexo mediocre)

:::
_A veces me acuerdo de la defensa del cine pornográfico de Hoboken por Jonas Mekas. Digo que a veces me acuerdo porque pienso en lo que suelen ser las representaciones sexuales en el cine. Generalmente o se queda en una aburrida, pretenciosa, pedante o almibarada postal de directores con ínfulas de notoriedad, o pasa decididamente a engrosar la prolífica filmografía (sería un desafío inhumano ver todo el cine porno, cosa imposible) del cine sexual.
Y es incluso increíble y hasta vergonzoso para el propio cine en general, incluso para una parte significativa del porno seguramente (no soy un experto), que desde que existen las cámaras digitales e internet, se pueden ver vídeos caseros de contenido sexual explícito que resultan mucho más lúdicos, desenfadados, interesantes, sensuales y excitantes que películas o fragmentos de películas que se han rodado con mucho más tiempo y medios. Quizá sea el triunfo de la naturalidad, la escasez de medios, la imposibilidad del montaje, el pulso del instante, y el latido de una vigorosa cercanía llena de gozo y ternura, de picaronas sonrisas.
_Algo ocurre cuando una persona corriente coge una cámara y sin tonterías de guión, no te salgas de la marca, foco, ensayo ni historias, se planta delante de la cámara y fluye con una espontaneidad e incluso humor y calidez que por lo general se pierden en las representaciones sexuales.
_El cine parece que se toma el sexo demasiado en serio o no lo bastante en serio. Aún parece como un tabú, como algo que hay que ofrecer velado, con una fotografía almibarada en ocasiones, o sólo sugerido, y casi siempre sin esa chispa de complicidad y sonrisa que el mejor sexo desborda.
_Tanto sexo aburrido, mecánico, esteticista, pretencioso, o directamente vulgar y sin gracia, o con poco menos que coartadas intelectualoides o un conservadurismo latente de obligado happy end. Ya estará bien, ¿no?. El sexo puede ser varias cosas: un placer por el placer, como en "Intimidad", de Patrice Chereau, que se centra en el sexo lúdico; o también puede ser una expresión de una pasión arrebatadora, como en "El imperio de los sentidos", de Oshima; o uno de los motores de una relación duradera, romántica, como... no se me ocurre ningún título que verdaderamente explore hasta el final el romanticismo sin recurrir al fundido en negro, como si una parte importante del romanticismo no tuviera que ver con el deseo, con la atracción sexual.
_No se trata de llenar de sexo explícito, como en el género sexual, las películas, de lo que se trataría sería de que el sexo apareciera con naturalidad. El sexo, integrado con humor y naturalidad, mostrándose abiertamente, creo que sólo lo he visto en la película "Shortbus", de John Cameron Mitchell, que es tan fresca y divertida como necesaria en mi opinión.
_Algún día quizá se hagan más películas en las que el sexo tenga gracia, no una seriedad que está lejos del sentido espiritual y trascendente que el sexo también puede tener. La verdad es que estoy harto de ver películas no pornográficas que incluyen algún sexo explícito pero no tienen sino cuatro planos quizá para satisfacerse sexualmente, pero no humanamente. Creo que esas películas que se quedan a mitad, que realmente cogen un poco de sexo para llamar la atención en vez de que suceda naturalmente en una historia con un sentido, existen porque a la mayoría de la gente le parece un poco vergonzoso ver cine sexual o reconocerlo, y estas películas son la excusa para ver un poco de carne en movimiento sin que sea una porno.
_Sinceramente, si quiero ver sólo sexo prefiero incluso una porno del montón (una mala no, por favor) a una de estas obras que además suelen tener pretensiones artísticas, o ir de feministas, o ir de románticas, o ir de "el último grito en cine transgresor", y tonterías por el estilo.
_Y por cierto, el cine sexual tiene títulos que deberían hacer enrojecer (pero de vergüenza) a tantas películas que dejan el sexo en algo barato, vulgar, artificioso, empalagoso o mecánico, frío y previsible. Los clásicos "Garganta profunda", "El diablo en la señorita Jones" y "Tras la puerta verde" son algunos ejemplos, pero hay más.
_Es un llamamiento: ¡¡¡No más sexo mediocre. Sí más sexo alegre, con chispa, divertido, tierno, cálido y vitalista!!!
:::

6/11/08

Casablanca



:::

5/11/08

el cine en la actualidad

:
Cine como sueño, cine como música. Ningún arte pasa sobre nuestra conciencia de la forma en que el cine lo hace, directamente hacia nuestros sentimientos, hasta lo más profundo del alma
_Ingmar Bergman
:
_Hay voces muy agoreras y decepcionadas anunciando que el cine ha muerto, que es tan sólo uno de tantos entretenimientos, que la televisión acabó con el cine, que internet acabará con el cine y cosas por el estilo, pero vayamos por partes, aunque hay bastantes motivos para desear que mejoren muchas cosas y se exija al cine convencional mayor rigor en las adaptaciones literarias y en las ficciones históricas.
_La televisión lejos de acabar con el cine es hoy en día uno de sus principales patrocinadores e impulsores. Lo cierto es que el cine perdió gran parte del favor popular al nacer la televisión porque la televisión ofrece una comodidad y cercanía que es imposible para la costumbre de ir a ver una película al cine. Pero internet está cambiando esto porque se puede ver una película cómodamente, sin desplazarse, desde el propio ordenador, en casita, o donde sea. La televisión va a competir con el cine en internet, y con el propio internet en igualdad de condiciones porque no habrá más comodidad para ver un programa de televisión o una película, o acceder a cualquiera de los inacabables contenidos de internet. Parece que se avecinan buenos tiempos para el disfrute de cine a través de la red, y que la televisión ya no tendrá nunca más la ventaja de la cercanía y la comodidad respecto al cine. Acabó la época en que la pereza nos podía dejar frente al televisor en vez de acercarnos al cine, ahora podemos y cada vez podremos más, elegir entre ver cine en internet o ver algo en la tele... con la ventaja de que en internet las películas no tienen anuncios.
_Por otra parte, internet no acabará con el cine de ninguna manera, lo que puede suceder es que la mayoría se decante hacia el cine a través de internet o que se mantenga más o menos como hasta ahora la costumbre de salir para ir al cine, pero en cualquier caso el hábito e incluso necesidad de ver cine está hondamente enraizado ya en la mayoría de la gente. Quizá incluso puede ocurrir que se mantenga el hábito de ir a la sala de cine y aumente en realidad el número de películas que una persona puede ver dada la comodidad que supone poder ver cine a través de internet. Se podrá emplear el tiempo dedicado a ver televisión, si se quiere, a ver más cine a través de internet. Creo que es casi seguro que en realidad en un futuro muy cercano la mayoría de la gente vea mucho más cine del que veía, al igual que las ediciones en video y ahora en dvd, junto con los canales temáticos de cine ya aumentaron la posibilidad de ver cada vez más cine. De todas formas quizá lo más probable sea que dada la inversión en tiempo y dinero que supone ir al cine, bastante gente prefiera ver cine a través de internet, ya sea previo paso por taquilla cibernética o gratis, porque de ambas maneras se emplea menos tiempo, y el tiempo parece que cada vez nos cuesta más conseguirlo.
_El cine quizá generalmente se queda en uno de tantos entretenimientos pero la importancia sociocultural del cine, más allá de las películas que tienen un evidente valor artístico y humano, se revela de vez en cuando ante el hecho de que la proyección o incluso el rodaje de algunas películas dan como resultado escándalos, protestas, debates encendidos, iras patéticas y ridículas la mayor parte de las veces. Si el cine fuera tan sólo un entretenimiento ¿se armarían tantos escándalos?. El cine es un medio de comunicación lleno de posibilidades poéticas y subversivas, y por eso la expresión de ideas, sentimientos, hechos que resultan contrarios a unos intereses, creencias, dogmas, desatan huracanes de odio, reacciones de prohibición, censuras... El cine siempre tendrá en su interior la posibilidad de provocar reacciones viscerales, las películas serán amadas u odiadas, lo que hará que el cine no muera jamás.
_Además el cine documental, tan necesario, cada vez va a tener una repercusión mayor en nuestro conocimiento del mundo y sus problemas, aunque el cine de ficción, en sus mejores obras, también aborda con la misma intención su trabajo, aunque desde una ficción. Por todo esto es absurdo afirmar que el cine ha muerto, lo que sucede es que cineastas idealistas llenos de vitalidad y de mejorar el mundo se dan cuenta de que el cine no ha podido cambiar el mundo sino muy poco, y sienten una frustración enorme al ver que la mayoría de las películas no sólo entretienen sino que atontan y adoctrinan en vez de abrir puertas a lo maravilloso o denunciar lo injusto. Esa frustración les hace creer que el cine ha sido absorvido del todo por la industria. Pero el cine poético y vitalista no ha sido absorvido del todo por la industria, la industria efectivamente promueve sobre todo un cine entre barato, tonto y pernicioso, pero desde los márgenes y a veces incluso desde el mismo centro del sistema se realizan películas valiosas que mantienen encendida la llama cálida de la poesía de la vida. Sería más bonito que una película valiosa tuviera una audiencia mundial y una repercusión maravillosa en el mundo, que el cine pudiera mejorar el mundo hasta que mereciera ser llamado humano, pero cualquier película digna está mejorando el mundo, y quedará para siempre. Una buena película además de ensanchar el corazón de quien la vive durante hora y media o dos horas permanece en su corazón hasta el día de su muerte. Es la prueba de que el cine no ha muerto y aún tiene muchas cosas que aportar a la humanidad. Las buenas películas rara vez llegarán a mucha gente, pero aunque sólo hubiera una persona que hubiera sido tocado en el corazón por una película, esa película tendría sentido.
_El cine, uno de los medios más maravillosos a disposición de la Poesía de la Vida, no ha muerto y no puede morir, en realidad ya hace un siglo que es el arte más intenso y profundo, el que nos llega hasta lo más profundo del alma, ojosadentro.
:::
-
un documental...
Un lugar en el cine (2008) Alberto Morais. Este interesante documental recorre un sentido cinematográfico y vital que alumbra con el espíritu del neorrealismo que Rossellini muestra en "Roma, ciudad abierta", y continúa con el poeta en todos los sentidos Pasolini, y del que son también exponentes Víctor Erice y Theo Angelopoulos, quienes junto a Tonino Guerra, Ninetto Davoli y Nico Galdini reflexionan abiertamente sobre el cine y la vida. Un necesario esfuerzo no sólo intelectual por destacar el compromiso y diálogo del verdadero cine con la historia y con el ser humano.
-

2/11/08

actuar

:
¿Qué es en el fondo actuar sino mentir? ¿Y qué es actuar bien sino mentir convenciendo?
_Laurence Olivier
:

algunas películas más...

-
La jungla de asfalto (1950) John Huston. Magistral clásico del cine negro al que no le falta ni sobra un solo fotograma. Admirable y con caracteres e interpretaciones sobresalientes. Para mitómanos y entusiastas de Marylin Monroe, además aparece en breve papel.
-
El bello Antonio (1961) Mauro Bolognini. Una magnífica película que aborda la impotencia sexual y sobre todo refleja las conductas sociales, algunas detestables, que provoca en el entorno, con sensibilidad y penetración psicosociológica admirables. Un drama tratado con la seriedad que merece y soberbiamente interpretado.
-
Primavera en un lugar pequeño (2002) Tian Zhuangzhuang. Es una bella película, impregnada de una brisa de sensibilidad y un aliento intenso que desborda emociones contenidas, casi incontenibles. Talento a raudales y una cadencia digna de elogio.
-
Shortbus (2006) John Cameron Mitchell. Una película que aborda la sexualidad de manera desenfadada, en realidad muy divertida, de manera lúdica pero no por ello superficial, a través de varias historias, a cada cual más impagable que la anterior, en un registro muy libre, con escenas de sexo real que no resultan (como suele ocurrir) aburridas, pedantes o pretenciosas. De lo más fresco y vitalista que se ha rodado en los últimos años, por fin una película no se queda en medias tintas sin realizar sencillamente una película porno. Alguien tenía que hacer una película así.
-
El romance de Astrea y Celadón (2007) Eric Rohmer. Una bella y bucólica adaptación literaria, sensual, delicada y romántica.
-
Rebobine, por favor (2007) Michel Gondry. Una nueva aventura desenfadada y luminosa de Gondry, con un deje nostálgico hacia el jazz clásico y un espíritu cinéfilo, imaginativo y también crítico respecto a los videoclubs mainstream. En cierto modo es una película impagable que alguien tenía que hacer.
-
Lo mejor de mí (2007) Roser Aguilar. Una película que aborda con mucha sencillez y originalidad el amor, la pérdida de la inocencia, los avatares brutales de la vida y también, quizá el desamor o el final del amor. Un debut que apunta alto y fue premiado a la mejor intérprete femenina en el prestigioso Festival de Locarno. Una de esas películas pequeñas que se hacen grandes a base de esfuerzo, talento y cariño.
-
La osa mayor menos dos (2008) David Reznak. Este magnífico documental intenta, en palabras de su director "legitimar el delirio" y se acerca a los internos de un psiquiátrico con una gran humanidad, con el espíritu respetuoso y comprensivo del que la propia sociedad en gran parte carece y por el que progresivamente van aumentando los trastornos mentales en este mundo. Da visibilidad y recuerda la vitalidad y dignidad que también late en las personas aquejadas de algún trastorno mental, y de alguna manera recuerda que el mejor tratamiento posible tiene su base en la ternura, la comunicación y la atención a la persona. Incluso a su aliento poético se le une cierto sentido del humor que aún humaniza más a quienes también son humanos, quizá más humanos o demasiado humanos. Vitalista y encomiable trabajo, cada vez más necesario en este mundo de locos, y hablo del mundo que está fuera de los psiquiátricos.
-

1/11/08

el sexo es una celebración de la vida

_En "Celebración" hay una escena que integra con naturalidad el sexo en el cine. La escena se sugiere, pero queda claro que a un hombre, especialmente tenso por cuestiones personales, su mujer se le acerca compasivamente para satisfacerle oralmente. La interpretación es convincente y está perfectamente integrada en la trama, a mí no me pareció escandalosa ni tampoco excitante sino una muestra de ternura y comprensión de la mujer que decide recurrir al sexo para tranquilizar al hombre. El sexo también tiene efectos tranquilizantes maravillosos... Me parece que esta escena tiene algo de maravillosa, es mucho más cariñosa y profunda que millones de escenas en las que se hacen regalos con muchos lazos y se endulza todo hasta resultar empalagoso. A veces el amor y la ternura se muestran así, también a través del sexo.
_Lo que parece ausente del cine es la integración del sexo en las relaciones profundas, en las románticas, en los matrimonios, y rara vez se sugieren relaciones sexuales con personas discapacitadas o personas mayores, aunque en "Lejos de ella" se da un paso valioso en esta última dirección. Y por fortuna ya son varias las películas que abordan la homosexualidad o incluso la bisexualidad. Aunque el cine va dando pasos, parece que sigue sin hacer visible el contacto sexual naturalmente en una película convencional. El sexo no es la base de una relación profunda pero sin sexo una relación profunda sería más amistosa que amorosa la mayoría de las veces. Sigue habiendo un tabú con el desnudo y la sexualidad, pero no para mostrar asesinatos, robos y demás crímenes. ¡¡¡El sexo se considera un delito mayor!!!. Es para quedarse perplejo que cualquier película que aborde verbalmente conflictos sexuales, como "El bello Antonio" ya pasa a ser considerada para mayores de edad mientras se pueden ver cadáveres y tiroteos a la hora de la comida, sin ningún problema. ¡¡¡Sólo el sexo se tiene por escandaloso!!!.
_Quizá algún día nos demos cuenta de que los crímenes destruyen y el sexo da placer y vida. El sexo es una celebración de la vida.
:::

opinar sobre cine; (auto)crítica de la crítica de cine

Yo considero que la crítica debe ser sobre todo un ejercicio de modestia, el crítico no puede ser ese que se sube en un pedestal y dice -yo soy el que sé y ustedes son unos ignorantes- , el crítico debe ser un mediador entre la obra y el público, que su trabajo no solamente enseñe a los lectores, televidentes o radioyentes, sino que también incluso arroje luz sobre ese mismo material para el propio Director que lo creó.
_Antonio Mazón

:::
_Aunque hay historiadores de cine, cronistas de cine, enviados especiales de cine, críticos de cine, escritores de cine... en realidad incluso quienes consideramos expertos en la materia sencillamente expresan su opinión sobre lo que conocen. En mi más humilde condición de amante del cine es lo que en realidad hago, expreso mi opinión sobre lo que conozco, en realidad más bien me centro en expresar mi amor por el cine que me hace amar más la vida, o que me parece más valioso para la vida, cosas por supuesto subjetivas.
_Lo que quiero comentar es que el crítico de cine, por mucha preparación que tenga para el análisis cinematográfico, aunque haya estudiado cine, aunque posea un bagaje cultural importante y una capacidad crítica encomiable, dará su opinión sobre una película y no podrá ver todas las películas que probablemente merezca la pena ver. Y esto último, las películas que quizá merezca la pena ver, también es una opinión en realidad.
_Quiero ser entendido, digo que la crítica de cine es subjetiva al abordar una película en concreto, y muy incompleta al abordar la historia del cine en su conjunto. Y esto no son críticas a la crítica, son simplemente cosas naturales pero que no hay que obviar. Incluso el más apasionado y lúcido crítico de cine tendrá un tiempo y posibilidades de acceso al material cinematográfico, por lo que incluso viendo varias películas a lo largo del día (y aún teniendo afición y pasión por el cine puede ser algo heroico) apenas podrá ver unos miles de películas en toda su vida, y nunca jamás el cuantioso legado cinematográfico desaparecido, del que se tienen referencias pero que generaciones enteras de críticas jamás han visto ni verán. La vida es corta, el cine es largo, y un crítico humilde es consciente de que ha visto lo que ha podido, no todo, y que nunca podrá verlo todo. Un historiador de cine aún debe ser más consciente de que escribe una historia sobre lo que conoce pero no lo conoce todo, e incluso debe sentir que la suya es una de las posibles historias del cine, nunca la única, la última ni la completa. Las historias del cine siempre son incompletas y siempre son subjetivas. También una pequeña historia del cine, claro, hoy en realidad soy tan consciente de lo grande que es el cine, de lo inabarcable que es...
_Al hacer una historia del cine siempre se hace una historia incompleta y subjetiva porque se incluye lo que se considera significativo de entre lo que se conoce, que no puede ser todo al ser la filmografía histórica inabarcable. Las historias del cine han de ser siempre intentos, ensayos, apuntes... con un espíritu más complementario que dogmático en mi opinión. La historia del cine en realidad no se puede escribir pero lo más cercano nacería de la unión de todas las escritas. Cada historia del cine aporta algo, ninguna puede sentar cátedra y ser la última palabra por dos razones: cada historiador de cine escribe su visión de la historia del cine, y porque por lúcida que sea su visión no puede haberlo visto todo, puede ser una historia maravillosamente bien escrita pero no por ello podrá abordarlo todo. Ningún crítico ni historiador de cine llega a todo, el cine es inabarcable.
_Al hacer la crítica de una película incluso el crítico con más bagaje cinéfilo y crítico a cuestas, incluso el más culto y conocedor, bien mirado, lo que hace es expresar su opinión, que puede verse condicionada por cuestiones personales (educación, cultura, creencias...) y también ambientales (el entorno, la calidad de la proyección, el respeto o no en la sala ante la proyección), además de eventuales accidentes que pueden hacer que en el momento de la proyección el crítico no se encuentre muy bien de salud o algún asunto personal le preocupe y no le permita concentrarse completamente en la película. Son cosas que ocurren, hay malos días, hay malas proyecciones, hay malos prejuicios que probablemente tenemos todos... Y como resultado de todo esto, y de que no hay dos personas iguales, cada crítica de cine es subjetiva, y así debe ser siempre.
_Las críticas de películas son subjetivas, son opiniones, aunque no todas las opiniones son respetables. Con esto quiero decir que la crítica debe ser libre, no condicionada exteriormente por grupos económicos de presión o intereses comerciales por ejemplo. Una crítica de cine que estuviera teledirigida a lograr que el público se acercara a ver una película porque se recibe un tanto de la productora, no sería respetable, no sería una crítica libre sino publicidad encubierta. Una crítica de cine que por animadversión a un director, actor... se dedicara a lanzarle más piedras que palabras, tampoco sería respetable. El dinero y el odio personal no podrían dar una crítica respetable. Tampoco podría ser respetable una crítica hecha sin ver toda la película con atención, no simplemente estar en el cine sino ser uno con la película. Tampoco sería muy fiable una crítica fanática en la que se hace un monumento en vez de un análisis de una película. Una crítica puede ser una declaración de amor, pero antes debe ser una crítica de cine, o sería sólo una crítica vacía.
_¿Y qué es una crítica de cine? En eso hay varios enfoques (ver enlace) según Laurent Jullier hay seis criterios: el éxito, la técnica, la edificación, la emoción, la originalidad y la coherencia. Y quizá hayan más...
_A lo largo de la historia del cine la cantidad y calidad de la crítica sobre cine es apreciable, aunque jamás hay que olvidar que ninguna crítica es la crítica, ninguna historia del cine es la Historia del cine, que no hay autoridades en materia de cine en el sentido de que incluso quienes más cine han podido ver y más escriben sobre cine expresan su opinión sobre lo que han podido ver, que no es todo. Y en realidad no hay unanimidad posible entre la crítica de cine ni sobre géneros, ni sobre la filmografía de un director, ni sobre una sola película, hasta tal punto que la misma película puede llegar a ser considerada muy mala por un crítico y un trabajo soberbio por otro crítico.
_Al empezar un libro sobre cine, un apartado se titulaba "crítica de la crítica", y efectivamente el autor citaba la bibliografía y la criticaba. Y si la élite crítica no es unánime, ni puede serlo, eso tan sólo es una prueba más de que en realidad todo el mundo puede expresar sobre cine su opinión mientras no haga del todo una parte, por ejemplo generalizar sobre las virtudes o defectos de un género o un autor sin haberlo visto todo.
_Igual que no es bueno el hombre de un solo libro tampoco creo que sea bueno que un cinéfilo sólo lea las críticas de un crítico, y siempre me ha parecido algo preocupante que la opinión de un crítico de cine pueda ser muy relevante siendo que en realidad un crítico expresa una opinión, no un dictamen científico irrefutable, que un crítico puede tener un mal día, o un prejuicio al respecto o alguna animadversión personal o... Porque un crítico de cine es un ser humano, aunque lamentablemente hay críticas de cine y críticos que parecen haber inventado el cine, ¡e incluso la vida, faltaría más!.
_Un historiador y/o crítico de cine, en mi opinión como aprendiz de ambas tareas, debe tener un gran amor al cine y aún más amor a la vida, y una humildad capaz de reconocer las limitaciones intelectuales, de atención, los prejuicios que puede tener, la posibilidad de errar como ser humano en una apreciación, ser consciente de que se tienen malos momentos y malos días... y que todo eso después se refleja en lo que se escribe sobre cine. Y también debe ser consciente de que la suya será una más entre las opiniones, nunca la única, la definitiva, la válida, que una crítica de cine se puede criticar, en realidad una crítica de cine debe ser criticada por el espectador una vez ha visto la película. Quizá esa crítica de la crítica es la que nos acercará a unos críticos de cine concretos, o a unos enfoques concretos, aunque más de una vez discreparemos con los críticos que más apreciamos, pues afortunadamente todos los amantes, cinéfilos y espectadores de cine en realidad somos críticos de cine. Unos más pequeños y otros más grandes; unos por afición y otros también por profesión.
_Quizá opinar sobre cine, criticar una película, una época del cine, un género, un director... sea algo al mismo tiempo importante y al mismo tiempo poco importante porque la labor crítica puede ser influyente o no serlo, pero incluso influyentes críticas de otras épocas han sido descartadas posteriormente, al igual que directores y películas denostados o ninguneados con el tiempo han sido descubiertos, rehabilitados, valorados... Encendidas alabanzas a directores y películas hoy quizá nos sonrojarían, al igual que otras nos indignarían, por lo que la crítica de cine también tiene un componente histórico y cada época suele juzgar según sus valores, y aunque se afirme que las obras valiosas perduran en el tiempo, el caso es que en el tiempo perduran las obras que perduran, ni todas las valiosas perduran ni todas las que perduran son valiosas. Es importante que haya varias, muchas historias y críticas de cine porque cada una aporta puntos de vista diferentes sobre la historia del cine y las películas. Paradójicamente todas las críticas e historias del cine son importantes y ninguna lo es, porque ninguna es la definitiva, la que lo dice todo, y porque todas aportan algo, al menos todas las que merecen ser llamadas críticas.
_Hay comentarios que no pueden llamarse críticas de cine porque son publicidad, libelos, suposiciones perezosas (si un crítico se ha dormido en la proyección o se ha ausentado, por ejemplo), pero en todos los demás casos son críticas criticables, desde luego, pero merecen formar parte de la siempre incompleta y interminable labor de análisis cinematográfico.
_También hay que hablar de los teóricos del cine, cuyas ideas influyen en la concepción, análisis de la imagen, interpretación semiológica..., campos ya reservados a estudiosos y catedráticos que de todas formas, aún teniendo doctorados, serán buenos cinéfilos si no sientan cátedra cuando hablen de cine.
_Por mi parte, espero que se entienda todo este rincón de cine como mi opinión personal, parcial, incluso enormemente ignorante, sobre la inabarcable historia del cine y películas que a mí me han dado algo valioso en esta vida.
:::
http://www.fipresci.org/
http://www.paidos.com/lib.asp?COD=34167
http://www.rcm.cu/trabajos/2008/agosto/04/mazoncine.htm
http://es.wikipedia.org/wiki/Cr%C3%ADtica_cinematogr%C3%A1fica
-